parallax background

Atención integral en TCA

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son trastornos mentales graves de gran complejidad clínica en el que las personas que lo sufren ponen en riesgo su salud.

Las personas que lo padecen presentan síntomas complejos en relación a la comida y una distorsión de su imagen corporal. Se trata de la tercera enfermedad crónica más frecuente entre adolescentes.

Los trastornos de la conducta alimentaria más conocidos son los siguientes:

Anorexia Nerviosa (AN)

Se caracteriza por la restricción de la ingesta inferior a la recomendada según sus necesidades así como un miedo intenso a un aumento de peso y una distorsión sobre su propio cuerpo. La persona entra en un círculo de obsesión y control sobre la comida y el cuerpo, que puede tener repercusiones severas tanto a nivel físico como mental. La AN puede ser de tipo Restrictiva (la pérdida de peso se debe principalmente a la dieta restrictiva, ayuno y/o ejercicio, sin episodios recurrentes de atracones o purgas) o Purgativa (la persona tiene episodios recurrentes de atracones o purgas, incluso puede que no se dé atracones y si recurra a las medidas purgativas).

Bulimia Nerviosa (BN)

Se caracteriza por la presencia de episodios recurrentes de atracones (ingesta de grandes cantidades de comida en un corto periodo de tiempo) unido a una sensación de falta de control asociado al atracón, que les lleva a recurrir a conductas compensatorias purgativas (vómito, diurético, laxantes) o no purgativas (como el ejercicio excesivo o ayuno). La fuerte preocupación por la imagen corporal y el peso lleva a la persona a recurrir a dichas conductas inapropiadas, tras las que se evidencia un fuerte sentimiento de culpabilidad.

Trastorno por Atracón (TA)

Se basa en episodios recurrentes de atracones a los que sigue malestar psicológico (sentimientos de vergüenza y culpa principalmente) y físico. La diferencia con la bulimia nerviosa esque en el trastorno por atracón la persona no hace uso de estrategias compensatorias, lo que le lleva a un aumento de peso e irremediablemente al sobrepeso u obesidad.

Síndrome de Ingesta nocturna (o “comedor nocturno”)

Se caracteriza por la ingesta de grandes cantidades de comida tras la cena, llegando incluso la persona a despertarse por la noche para realizar dichas ingestas. Las personas que lo sufren suelen comer poco a lo largo del día, consumiendo la mayor parte de sus requerimientos energéticos por la noche. Este trastorno suele estar asociado a un gran malestar al recordar estos episodios.

Hiperfagia/Polifagia

Se caracteriza porque la persona siente que tiene “hambre” durante todo el día y necesita cubrir esa demanda. Este trastorno puede crear un gran problema social para la persona al no poder controlar esa necesidad de satisfacer de manera constante esa sensación de “hambre”.

Vigorexia o Dismorfia muscular

Se trata de un trastorno que genera una preocupación excesiva por el tamaño de su cuerpo. Estas personas perciben una alteración de su imagen corporal, se ven más pequeñas y menos musculosas de lo que realmente están. Practican el levantamiento de pesas, otras actividades deportivas y practica alimentaria de manera patológica. A esta psicopatología se le denomina también Anorexia Inversa.

Trastorno de la conducta alimentaria o de la ingesta de alimentos no especificado (TCANE)

Estos trastornos no cumplen criterios para incluirlos dentro de ningún cuadro específico de TCA. Se diagnóstica cuando alguno de los cuadros descritos con anterioridad se dan de forma incompleta. Representan el mayor porcentaje de diagnóstico de TCA (se habla de alrededor del 50%).

En la actualidad existen otros perfiles clínicos relacionados con la alteración de la conducta alimentaria y cada están vez más presentes en la sociedad, si bien, estas manifestaciones no se encuentran recogidos en el DSM-V.

Algunos de estos perfiles clínicos son:

  • Ortorexia: existe una obsesión por comer alimentos sanos, hasta el punto de realizar una elección de alimentos muy restrictiva y de existir una preocupación patológica.
  • Diabulimia: trastorno que aparece en aquellas personas que sufren diabetes tipo1, las cuales disminuyen la dosis de insulina con el objetivo de perder peso.
  • Drunkorexia: caracterizado por la restricción alimentaria con el fin de compensar las calorías ingeridas con el alcohol. Estas personas llegan incluso a provocase el vómito, pues tienen un intenso miedo a aumentar de peso.

En Emociónate Psicología hemos creado un equipo multidisciplinar formado por psicólogos, psiquiatra y nutricionista con formación en el diagnóstico y el tratamiento de estos trastornos. Además, colaboramos de forma externa con otros profesionales sanitarios.

Abrir chat